URUGUAY: Piriápolis. [Parte 1]

Actualizado: 15 de dic de 2020

#escapadas #uruguay #piriápolis #piria #uruguaynatural


De la mano de Francisco Piria fue fundada en el año 1893, una ciudad de transformaciones entre cerros, signos ocultos, un castillo con historia, 25 kilómetros de playa, y atardeceres sobre una rambla costanera, que, según algunos fue construida a espejo de la Biarritz francesa, la elegante ciudad vasca al suroeste de Francia.

Al igual que otras ciudades balneario, Piriápolis forma el cordón de destinos seleccionados por muchos turistas y viajeros cada año.

¿QUÉ VER EN PIRIÁPOLIS?

Playa, sol y arenas.

El balneario, como se leerá a continuación, tiene mucho para ver e investigar. Pero es frecuente que el primer contacto sea con sus playas, pues, sus arenas blancas, sus aguas claras y la cantidad de circuitos de playa se conectan directamente con el descanso del visitante. Extensas arenas cerca de paseos de compras y otras atracciones turísticas, servicios náuticos y de entretenimientos. Existe algo de difícil descripción cuando se vive Piriápolis, una tranquilidad inusual, un aroma que poco se parece a algo pero a la vez se percibe cual dejavú.

Castillo de Piria.

Lo presentaremos como uno de los grandes atractivos de Piriápolis, por el histórico vínculo de Francisco Piria con la región, pero, advertimos que conocerlo implica bucear algo de la historia personal de Piria para poder relacionar otras informaciones presentes en Piriápolis. En medio de un proceso de formación de la ciudad, en agosto de 1897 precisamente, se culmina la construcción de este castillo, el que habitara Piria como residencia. En el año 1980 fue adquirido por la Intendencia de Maldonado y transformado en museo. Se encuentra abierto todos los días de temporada en el horario de 9 a 21 horas, entrada gratuita.

A partir del mes de marzo el horario de cierre es a las 17:00 hrs.

El Cerro del Toro.