Santiago de Chile en 4 días.

Actualizado: 19 de jul de 2019

#santiagodechileen4días #chile #farellones #vallenevado #escapadaachile

¿CÓMO LO HICIMOS?

Cinco días, cuatro noches y hacer todo lo posible fue el plan. Viajamos por Latam en vuelo directo por término de dos horas y media. Como es de estilo, previamente buceamos sobre las actividades que pretendíamos realizar sin encontrar mucha información, por tanto, teníamos datos parciales de la forma de llegar a nuestro hotel desde el aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez. Luego de migraciones, de camino a la salida del aeropuerto, muchas personas ofrecen insistentemente traslados, no tomamos esta opción, sino la más económica: autobús. En el trayecto de salida existe un punto de venta de billetes para la empresa Centro Puerto y otro para la empresa TurBus. El costo del trayecto hasta...es de 1800 pesos chilenos por persona. Adquiridos los tickets, corresponde salir del aeropuerto y a la derecha puede encontrarse la fila para tomar el autobús hacia la ciudad.

Los tickets del autobús también pueden comprarse mientras se hace la fila o al conductor.
Recorrido Aeropuerto - Ciudad.

Aeropuerto - Centro. Recorrido de autobús. Requiere prestar atención al recorrido de los autobuses, pues, seguramente deberá el viajero combinar con algún metro para llegar a destino. Estos autobuses, a diferencia de otros países, no llegan al centro de la ciudad, sino, que recorren la periferia como puede verse en la imagen.

Los autobuses: tampoco están preparados para maletas, debes llevarlas contigo. Si transportan muchos pasajeros con equipaje, puede ser incómodo.

Nuestra experiencia: frente a la falta de información, que nos permitiera (como en otras ciudades) autonomía para movernos, nos bajamos un tanto lejos de nuestro hotel, por lo que, tuvimos que combinar con un taxi, pero siguiendo los consejos de polis...tomamos un taxista honesto, y la tarifa no fue nada del otro mundo.

Según se nos ha informado, en Santiago es frecuente la existencia de taxis no habilitados en busca de turistas distraídos. Consejo: precaución al tomar taxis en la vía pública.

¿EN DÓNDE NOS HOSPEDAMOS?

Reservamos en la Torre Tagle, una especie de hotel apart, equipado con lo básico para una estadía sin complicaciones. Lo mejor: su ubicación, a una cuadra de la Plaza de Armas. En esta zona prácticamente la mayoría de los puntos turísticos puede realizarse andando, aunque, la conectividad dentro de Santiago es muy buena, no es problema llegar a cualquier sitio utilizando el transporte público.

¿QUÉ HACER EN SANTIAGO?

Debe saber el lector que en cuatro días quedarán actividades para otra oportunidad, Santiago es una ciudad de grandes dimensiones y tiene mucho para explorar. Para no extendernos en el post, haremos breves indicaciones sobre los sitios a conocer.

¿CÓMO MOVERSE EN SANTIAGO? El metro siempre es un buen medio de transporte, tiene una tarifa diferenciada por horarios y conecta con los puntos esenciales de la ciudad. Naturalmente, el bus es la siguiente opción además de otros medios como taxis, remises y bicicletas. En nuestro caso, como es costumbre, caminamos todo lo posible y en otras ocasiones hicimos uso de la tarjeta bip!. Esta tarjeta puede adquirise en los puestos de venta y recarga, usualmente ubicados en cada metro, es combinable con metro y autobús. De sencillo uso, cargas los viajes que necesitas y sólo tienes que administrarlos.

Plaza de armas y peatonal. El centro neurálgico de Santiago. Desde allí puede generarse el primer contacto con la ciudad y su historia, pues, también es conocido como el kilómetro cero. En su entorno se encuentra la Catedral Metropolitana, el Cabildo (la municipalidad), la casa de los gobernadores (Correo Central) y el Museo Histórico Nacional.

También se encuentra el Portal Bulnes, una galería gastronómica que se combina con la vida de esta histórica plaza. Para muchos tours, es el punto de encuentro, así como para la congregación diversas manifestaciones. Desde sus extremos, se conectan accesos a peatonales o paseos comerciales muy animados a toda hora.

A pesar de ser Santiago una gran ciudad, los atractivos turísticos se ubican relativamente cercanos y lo más alejado está muy conectado, lo cual, representa una ventaja cuando tenemos poco tiempo.


Lo que puede apreciarse en este mapa, representa nuestra selección de algunos sitios que recorrimos en la primera visita a Santiago, pero reconocemos que existen mucho más por hacer.

El Palacio de la Moneda, este edificio es la sede de Gobierno de Chile, uno de los lugares que siempre recomiendan visitar, y para hacerlo, debe saberse que sólo se realiza con visita guiada oficial, lo que implica el requisito de llenar el siguiente formulario y seguir sus pasos: formulario visita aquí.

El Cerro Santa Lucía es la visita obligada, por su ubicación, y sobre todo por su valor histórico. El paseo por sus escalinatas y jardines no lleva más de una mañana; allí se verá además, la fuente de Neptuno, el mirador de Santiago, el Castillo Hidalgo y el monumento de la fundación de Santiago. La visita constituye un paseo agradable de contemplación, vale recorrerlo.

La Chascona, para los interesados en la obra de Pablo Neruda, o quienes quieren descubrir algo de la vida de este escritor, puede visitarse esta casa (una de ellas), ubicada en el barrio Bella Vista, hoy casa museo. La visita tiene un costo de 7.000 pesos chilenos. Este sitio es otra opción, dependerá de los intereses del viajero.

Otra visita que recomendamos, especialmente al medio día, es una parada en el Mercado Central, aunque adelantamos que no es nada del otro mundo, estos lugares son interesantes para comer algo típico del lugar, tomar fotografías, quizá alguna compra y luego continuar.

Una visita de rigor, es el Pueblo Los Domínicos. Este lugar, conocido como centro artesanal del barrio Las Condes, con vistas increíbles de la Cordillera de los Andes. Para llegar desde el centro, en metro línea 1 roja, destino los Domínicos (última parada). Este pueblito alberga a artesanos y otros artistas, de acuerdo a datos que recabamos, sus inicios se remontan a los años ochenta por iniciativa privada y más tarde en el tiempo adquiere carácter patrimonial, constituyéndose el paseo de artesanos que hoy visitamos. Al llegar a destino, una vez fuera del metro, se debe caminar por la Avda. Apoquindo en dirección a la Iglesia San Vicente Ferrer. La entrada es gratuita y se encuentra abierto toda la semana. La experiencia es agradable, un paseo que nos llevó una mañana completa, permite conocer, ver y comprar artesanías locales, consideramos es un buen plan. Por más información, puede visitarse la web del lugar.

El Cerro San Cristóbal. No merece gran presentación, pues, asumimos que muchos conocerán informaciones sobre este Cerro. Con 722 hectáreas, es uno de los atractivos más populares de Santiago. En su visita, puede accederse al Zoo de Santiago y aunque no constituye una característica para Areté visitar zoológicos, esta vez lo hicimos. Desde allí, o bien, desde el acceso por calle Pío Nono, puede subirse hasta el mirador de la virgen (cumbre del cerro), en funicular si se desea, aunque nada impide que se realice andando. Ciertamente, el funicular tiene un costo y usualmente se forman largas filas para utilizarlo. Una vez arriba, las vistas son muy buenas, y si el tiempo acompaña la visibilidad, compensará el ascenso. Siempre muy animado, con puestos de artesanías, agradable para un descanso en las escaleras del mirador y comer alguna cosa sencilla en los puestos que allí se encuentran. En resumen, es un interesante lugar, uno de los más emblemáticos y concurridos.

El barrio Bella Vista Ubicado en los alrededores del Cerro San Cristóbal, el acceso por la calle Pío Nono es el mejor ingreso, desde allí, hacia uno y otro lado de esta calle se podrá conocer diferentes pieles de esta ciudad. Afamado por su historia bohemia, ofrece un recorrido de calles con restaurantes y sitios para la expresión del arte. Los bares y galpones coloridos son los que a la noche forman parte del circuito de los más jóvenes.

¿EN DÓNDE COMER? No somos tan osados como para cerrarnos en pocas opciones, logramos apreciar que existen para todos los paladares y bolsillos. Pero sí contaremos los lugares que repetiríamos y aconsejamos! Por ejemplo, transitando por Pío Nono encontramos un patio de comidas muy bueno, en el cual, comimos al sol del invierno en un entorno tranquilo y a precios razonables. El lugar se denomina 'Patio Bella Vista', un conjunto de restaurantes en el que se ofrecen variados tipos de comidas, tiendas de souvenirs, un lugar bien logrado.

También, conocimos por accidente, el restaurante "el Txoco Alavés", a poco de la Plaza de Armas, por en una calle transversal a Monjitas (Mosqueto 485) se encuentra este recinto gastronómico vasco de cocina variada, a precios ajustados, y de calidad esperada. El lugar no dice mucho desde su fachada, pero debes ingresar! Para aportar una idea, cenamos tres personas - a la carta - por un aproximado en dólares de cincuenta. De acuerdo a nuestra experiencia, por la comida que disfrutamos, en otros países hemos pagado más.

El 'mote con huesillo', otro clásico de Chile, una bebida dulce sin alcohol, para otros un postre, se dice refrescante, que contiene duraznos deshidratados (huesillos), almíbar y mote de trigo (los granos en la base del vaso. Ver imagen).

Lo venden en todas partes, a un precio bajo y es algo muy popular. Aunque su aspecto no invita, probarlo hace una experiencia.

La 'sopaipilla'. Si el lector es uruguayo, se trata de una masa similar a la torta frita, se sirve seca, como pan; o de postre "pasada en chancaca" (jarabe caliente similar al que lleva el mote con huesillo). Si el lector no es uruguayo, diremos que se trata de una masa a base de zapallo (calabaza) frita.

Aunque no fue de nuestro agrado, había que probarlas, y por testimonio de un chileno, es un postre de selección para ellos.




[0598] 92687350.

MONTEVIDEO - URUGUAY.

  • aretéexplorer
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round