Praga en 4 días.

Actualizado: 1 de may de 2019

#prag #prague #republicacheca


Praga, posiblemente la ciudad que todo viajero quiere conocer alguna vez. Una ciudad con una arquitectura impresionante, encontramos una foto en cada esquina, repleta de visitantes de muchas nacionalidades, calles de adoquines, el sonido del tranvía, olor a masa y canela, vino caliente, más allá estatuas vivientes, más acá nos ofrecen tours, unos cuantos turistas soportan largos minutos frente al reloj astronómico, con fascinación sostienen su cámaras y teléfonos; allá lejos un callejón que nos llama y el frío que nos congela la nariz, nada pudo hacer el invierno para impedir que camináramos sus calles.

Existen algunos datos que son útiles antes de leer este post sobre Praga y que ayudan a evacuar dudas que todos tenemos previo a nuestro viaje (cambiar moneda, dónde dormir, transporte, etc.). Puedes leerlo aquí: #tipspraga #antesdellegarapraga #consejosútiles

¿CÓMO LLEGAR DESDE MÜNICH? Con asiento en Münich, tomamos un tren rumbo a Praga, y es importante saber que existen muchas opciones y horarios entre Münich - Praga, algunos con trasbordo y otros directo (como nuestro caso). Compramos el billete en la página web de la compañía de trenes Deutsche Bahn, una compra que realizamos el día anterior y pagamos el mismo precio que habíamos consultado meses atrás, la cantidad de euros 78, por dos billetes, ida, Praha Hl.n (estación central).

El trayecto Münich - Praga en tren, es de seis horas.

¿CÓMO LO HICIMOS?


Día 1 - Praga.

DÍA 1. Nuestro primer día comienza luego de instalarnos en el hotel. Rápidamente nos pusimos en marcha rumbo al Ayuntamiento con su Reloj Astronómico y la Plaza Vieja.


Izquierda: Reloj Astronómico. Al Fondo: Plaza vieja y Torres Iglesia.

La energía de estos lugares es increíble, el famoso Reloj congrega a cada hora a una muchedumbre que espera con ímpetu a los personajes que guarda el viejo reloj. Si no conoces la historia de este lugar visita este link para saber más.

Mientras se recorre la plaza vieja y ya desde el reloj astronómico, puede apreciarse las dos torres de la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, y aunque se encuentra un poco escondida fue nuestra siguiente parada. No estaba permitido sacar fotografías y la entrada es gratuita. Desde la Iglesia se podrá transitar por una peatonal con muchas personas en todos los sentidos, comercios y restaurantes que nos acercarán a la Torre de la Pólvora. Esta, una de las trece puertas que Praga supo tener en el pasado y que era un depósito de pólvora (de allí su nombre) es otra de las atracciones. Puede ser visitada (aunque nosotros decidimos no hacerlo).

La torre cuenta con 63 metros de altura. Puede ser visitada. Más información aquí.

Seguidamente, y muy cerca de la Torre de la Pólvora, se encuentra La Casa Municipal de Praga; una especie de auditorio, que justo cuando pretendíamos ingresar había un evento privado, por lo cual, nos quedamos con las ganas y tuvimos que continuar la marcha hacia el centro comercial Palladium, pero antes, nos encontramos con una feria gastronómica que nos obligó a hacer una parada. Respecto al centro comercial no haremos precisiones, existen muchos, y todos son muy lindos, grandes, modernos. Palladium, particularmente, tiene una arquitectura interesante.

Nuestra visita coincide con el invierno, febrero, lo cual implica que tempranamente cae la noche y con ella muchas atracciones cierran un poco más temprano. Luego de visitar la feria y el centro comercial (que nos resguardó del frío), continuamos hacia la Torre Jindrisska, hermosa construcción de sesenta y seis metros de altura, que puede ser visitada, aunque no lo pudimos hacer nosotros, pues ya había cerrado. Aconsejamos consultar la web de la Torre para más información sobre precio de entradas, horarios y otras exposiciones. Web de Torre Jindrisska aquí.

Para culminar el primer día, y de retorno al hotel, diseñamos la visita a la Iglesia de San Galo, pero sólo pudimos contemplar su fachada y alrededores debido a la hora de llegada. Esta iglesia es otra joya del 1200 que vale la pena ser visitada. La dejamos para otra oportunidad.


DÍA 2. El segundo día comienza con un itinerario que nos llevó todo el día completarlo, pues, nos apartamos de ese circuito todo el tiempo, unas cuadras por aquí para ver "eso", ahora vamos por allá que vimos otra cosa, y así hasta poder retomar la ruta. Si ya conoces Praga sabes lo que intentamos transmitir, si estás preparando tú viaje, seguro te sucederá!.

Circuito día 2

Prepárate para perderte en Praga. Lleva un plan, aunque las calles de la ciudad te lleven por otro lado!

Kafka Monument

Nos dedicamos a conocer el barrio judío que temprano ya se encuentra con varios sitios abiertos. Lo más típico es hacer las diferentes sinagogas, y el cementerio judío, pero no pierdas de vista la arquitectura del barrio. En los alrededores encontrarás el visitado Kafka Monument, algunos lugares para tomarte un café o simplemente un tranquilo paseo por sus calles.

Luego, nos acercamos al Río Moldava, conocimos el Puente Mánes y desde allí, un paseo por su costa rumbo al emblemático Puente de Carlos. La idea fue llegar temprano para poder tomar algunas fotos sin tanto público y creemos haber acertado. A la tarde, es un poco complicado lograr transitar cómodamente. Las imágenes desde el Puente son de privilegio, el ambiente allí es especial, muchos artistas asisten para armar sus pequeños escenarios, músicos, dibujantes, vendedores, personas en todas las direcciones, filas para pedir tú deseo, o cinco deseos, y otra fila para otro deseo de "volver a Praga"; todo ello mezclado con la arquitectura del puente y el paisaje que lo rodea. Ubica el lugar donde fue lanzado Nepomuceno, pide tú deseo, admira las estatuas y seguro lo cruzarás más de una vez.

Para finalizar la jornada, tomamos por la transitada calle Karlova buscando un refugio al frío, algo para cenar y preparar el siguiente día.


DÍA 3. Para el tercer día, despertamos con ganas de volver a lugares ya visitados, pero, nos esperaba el Castillo de Praga, Mala Strana y seguramente...perdernos mucho más por esas calles.

Circuito día 3.

El Castillo de Praga es la visita que no dejarás de hacer. Contribuye a una buena experiencia, comprender qué es lo que uno va a visitar y en función de eso elegir dentro de las opciones disponibles. Si aún no lo conoces, se trata de un barrio amurallado con un conjunto de edificaciones con mucha historia. El ingreso al castillo no tiene costo, se deberá primero pasar por un puesto de seguridad y seguidamente te encontrarás en los patios para empezar el recorrido. Una vez dentro, tendrás muchas cosas para visitar que son de pago. El visitante puede adquirir un ticket de acceso a todas las localidades, o bien (como lo realizamos nosotros) ingresar en aquellos lugares que despiertan el interés del visitante. En uno u otro caso, el Castillo de Praga consumirá muchas horas de tú día.


Hradčany - Castillo Praga.

¿QUÉ HAY PARA VER? La respuesta a esta pregunta es: mucho!. Lo más típico y seguramente lo que todo visitante recorre es la Catedral de San Vito, el Monasterio de Strahov, el santuario de nuestra Señora de Loreto, el Palacio Lobkowitcz, el callejón de oro: un conjunto de casas que data del siglo XIV, puede apreciarse los alojamientos del personal militar, los talleres, almacenamiento de armas y armaduras, entre otras curiosidades. Además, es posible conocer la casa número 22 de Frank Kafka.

También es interesante apreciar el cambio de guardia que se hace cada día a la hora 12, frente al edificio del Palacio Real en el primer patio del Castillo de Praga.

Las visitas se encuentran organizadas en tres circuitos (A-B-C). Recomendamos la B, la que incluye Palacio Real, Callejón de oro, Basílica de San Jorge y Catedral de San Vito.
Los tickets se adquieren en varios lugares dentro del Castillo. Más info: aquí.
¿CÓMO LLEGAR? Puedes hacerlo en Tranvía N° 22, Metro o andando...como lo hicimos nosotros, es agradable el paseo!!

Molino del Gran Prior.

#MALASTRANA. En algunas traducciones la encontrarás como "barrio pequeño o parte pequeña". Cruzando el Puente de Carlos se encuentra el pintoresco barrio, en donde el viajero podrá disfrutar de entornos mágicos.

Entre las múltiples posibilidades que ofrece la zona, seguramente se pretenderá visitar lo que todos visitan, además de los emergentes que se suceden en el trayecto. El lector habrá advertido, que en nuestra visita a Praga nos fue muy difícil ajustarnos a un plan, pero intentamos conocer lo típico al tiempo que descubrimos cosas de nuestro interés.

En concreto, no hay que perderse transitar la calle Nerudova que lleva desde el centro de Mala Strana al Castillo, llegar al Muro de John Lennon en la Plaza del Gran Priorato y si quieres tomarte una foto con el muro detrás, hazte de paciencia si encuentras excursiones!. Llega a la Isla de Kampa, descansa en sus plazas, y si te interesa la obra de Kafka, cerca se ubica el museo de Franz Kafka.


En nuestra visita a Roma, descubrimos que su referencia como "un museo a cielo abierto" le quedaba muy bien, y en Praga, seguro aplica la misma referencia. Es probable, que no dejes esta ciudad sin ver alguna obra de David Cerny, entre las más típicas encontraremos: a Wenceslao montado en un caballo que cuelga patas arriba en una galería, unos bebes en bronce gigantes y sin cara, o cerca del museo de Kafka dos estatuas de hombres orinando sobre el contorno de República Checa, entre otros.

Saliendo del barrio Mala Strana, costeando el Moldava tal cual indica la imagen de nuestra ruta, nos dirigimos en busca de la Casa Danzante, ubicada en un extremo del Puente Jiráskuv. Debe saber el viajero que esta controvertida arquitectura, hoy día, es un atractivo más para la ciudad. Es posible visitarlo, cuenta con un restaurante y otras vistas de la ciudad. Nosotros sólo nos propusimos conocerlo, fotografiarlo y dejar la visita para otra oportunidad, pues nos esperaba el Museo Nacional de Praga. Este Museo, que según dicen es el más grande de República Checa, creemos es una de las visitas que vale la pena, y más aún, si el presupuesto es corto y debes someter a elección tus visitas. Por más información sobre el Museo presiona aquí.

Esto no lo es todo, hay mucho más por recorrer, el consejo es perderse entre adoquines, museos, plazas, cafeterías y puentes. Traer tus ojos llenos de recuerdos. La idea que manejamos para este post, es estimular a la investigación de los sitios que recomendamos para visitarlos y ajustar relojes en la futura visita.


DÍA 4. Para este día, nos enfrentamos a un debate interno, entre continuar descubriendo Praga o conocer ciudades cercanas a ella. Algo nos dijo que volveríamos, así que para este cuarto día no fuimos a la ciudad termal Karlovy Vary, y te lo contamos en otros post: #karlovyvary #karlovyvaryporundía



#pragaen4días #praga #malastrana #castillodepraga #franzkafka #murodejohnlennon #quéverenpraga #puentedecarlos #demünichapraga #prague #prag

[0598] 92687350.

MONTEVIDEO - URUGUAY.

  • aretéexplorer
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round