Los reyes magos. Köln. Alemania.

Actualizado: ago 22

#alemania #quéhacer #tipsdeviaje #reyesmagos #coloniaalemania #köln #areteexplorer #destinosporundía


Los reyes magos, los más esperados en nuestra niñez, dicen que eran tres y que en camello andaban, nombrados en el Evangelio de Mateo (Biblia), regalos de incienso, oro y mirra para el niño Jesús y sin muchas referencias más, estos personajes son la representación de una niñez, de una estrella de Belén, de una ilusión que perdura en el tiempo.

Siguiéndoles el rastro, estudios señalan que existe un friso de estos personajes en una iglesia en Italia, se constatan que eran tres, aunque para otros estudios, no es concluyente. Marcopolo, el mercader veneciano, narra que en una ciudad persa se encontraban los restos de los tres reyes magos, aunque se ha señalado que de haber existido dicha historia, esos reyes eran otros de oriente.


Si se ha tomado por cierto su existencia, los restos mortales de los reyes magos descansan en la Catedral de Colonia, Alemania. Un arzobispo, 'Rainald von Dassel' recibe estos restos, que procedían de Milán, por parte de Barbarroja y allí los dejan. Cuarenta y cinco años tardó la construcción del relicario.

Para los visitantes de la catedral, a pesar de que se crea o no en su existencia, encontrarán un sarcófago impactante, de aproximadamente un metro y medio de alto por dos de largo, bañado en oro y plata ubicado detrás del alta mayor. Semejante obra, solo puede alojarse en una estructura tan maravillosa como la Catedral de Colonia.

Según un artículo de 'El español', el relicario fue abierto por 'desafío de la ciencia' encontrándose restos de un niño de doce años y otro de cincuenta años. Por su parte, otros medios indican que se encontraron restos de tres hombres. El debate parece estar abierto aún.

Por otro lado, en la ciudad cada seis de enero, esta catedral convoca a muchas personas, disfraces y estrellas de Belén dibujadas en el piso. Es todo un acontecimiento.

Hoy día, para el ingreso a la Catedral se debe realizar generalmente una fila y pasar por los guardias de seguridad que controlan el flujo de turistas, que de hecho, son muchos.

Las dudas al respecto de la existencia de los restos están latentes, pero a los efectos del viajero que allí llega, con menos disciplina científica, encontrará dentro de la estupenda Catedral a los reyes magos, y aunque no descansaran en ese lugar, o nunca hubieran existido, hay algo 'mágico' en este recorrido, sin pasto, ni agua, ni zapatos en la puerta.


Puedes leer más en otro post: #Köln #alemania #colonia.