ANTWERPEN (Amberes) por un día.

Amberes fue una decisión de último momento en nuestro viaje a Bélgica. Luego de visitar Bruselas, Brujas y Gante, decidimos visitar esta ciudad. De acuerdo a informaciones que habíamos consultado, por ser un día domingo, y según leímos todo se encontraría cerrado, casi cambiamos el rumbo. Por suerte, desoímos los consejos y marchamos hacia Amberes ese domingo de mayo.

Compramos el billete y simplemente nos subimos al tren. Olvidamos decirte...otra vez sin planes!!.



Desde Bruselas por tren demoramos aproximadamente una hora. Al llegar nos encontramos con una ciudad diferente a Gante y Brujas. Lo primero que observamos fue su Estación Central (Antwerpen Centraal Station), magnífica, nos encantó, recomendamos antes de salir de ella tomarse unos minutos para contemplar su cúpula. A uno de sus lados se encuentra el Zoo, al cual no ingresamos, pero podría ser una buena opción (un poco caro), pero como la visita a la ciudad era por el día, nos pareció mejor introducirnos en sus calles y no emplear tiempo en un zoológico.

Circuito Amberes

También encontrarás el barrio chino en las inmediaciones de la Estación, pero no tiene mucho que ofrecer, y hacia el lado opuesto, el barrio judío.

Al salir de la Estación caminamos por la Avenida que te encuentras al frente (Foto) recorriendo diferentes monumentos y tiendas hasta llegar a la calle Mier, una especie de avenida muy animada que nos fue acercando a Groenplaats, y al llegar allí nos encontramos con una feria gastronómica que nos supo entretener por unas horas. Antes bien, pasamos por el Palacio du Mier, al que sólo le hicimos una pequeña recorrida, pues los aromas de la Groenplaats nos convocaban.

Posteriormente, buscamos el Castillo Steen - que fue el motivo de llegar a Amberes - una fortaleza medieval que no tuvimos oportunidad de ingresar, pues se encontraba en mantenimiento edilicio. Desde ese lugar caminamos sin prisa por los laterales del Río Escalada. Seguidamente retomamos el centro histórico visitando la Iglesia de San Pablo, la Catedral de San Carlos y finalmente nos detuvimos en la Fuente del Brabo, uno de los lugares más emblemáticos de Amberes. Para cerrar el día, desandamos el camino y retornamos a Bruselas, al día siguiente nos esperaba Lovaina.

¿QUÉ NOS PARECIÓ? En verdad nos gustó mucho. Recordamos un post de una viajera que leímos antes de visitar Amberes, que decía sobre este destino una verdad: Amberes no siempre se encuentra entre las decisiones del viajero, pues la mayoría debe decidir entre otras más famosas. Si nos permiten un consejo: deben visitarla, es una ciudad fácil de recorrer y disfrutable.


#Amberes, #Bélgica


[0598] 92687350.

MONTEVIDEO - URUGUAY.

  • aretéexplorer
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round